Publicidad

Vesuviana


Potencia los negocios.

Peso aprox.: 33 g

Tamaño aprox.: 3,5 cm x 2 cm

El precio corresponde a una unidad. La fotografía es orientativa, puede no corresponder con la que se envía.

Más detalles


1,20 € IVA incluido

(0,99 € IVA no incluido)

Disponibilidad Inmediata

11 productos en stock


Típica del volcán Vesuvio en Italia.

Un volcán constituye una abertura en la superficie de la tierra a través de la cual magma, gases y ceniza son expulsados.  La palabra volcán también se refiere a la forma o estructura - usualmente cónica - producida por acumulaciones del material expulsado.  Es decir, el término volcán se usa para denotar montañas que no han sido formadas por choques de placas tectónicas, sino mas bien por la acumulación de sus productos eruptivos los cuales salen a la superficie a través de un respiradero.  El término volcán también se asocia con una abertura o respiradero  por el cual roca fundida y gases son arrojados.

Acarreados por su flotabilidad y la presión del gas, la roca fundida se mueve hacia arriba y sale a la superficie por las zonas más débiles de la corteza terrestre.  Cuando esto sucede se habla de que una erupción se ha iniciado.  Esta puede ser un simple flujo de lava o puede ser una explosión violenta que expulsa al aire enormes nubes de fragmentos de lava.  Estos fragmentos caen alrededor del respiradero y se deslizan por la pendiente como flujos de ceniza.  Las partículas más livianas que salen por la boca del volcán casi siempre son llevadas por el viento por muchas millas antes de que estas se depositen en el suelo, o incluso pueden ser llevadas hasta las capas superiores de la atmósfera donde permanecen por mucho tiempo y viajan distancias de miles de kilómetros.

La roca fundida debajo de la superficie terrestre que sube por los respiraderos volcánicos es conocida como magma, mientras que la misma es llamada lava el momento en que llega a la superficie.  Cuando el magma se encuentra a miles de kilómetros debajo de la superficie contiene cristales, fragmentos de roca no fundida y gases disueltos, pero su composición es en general muy compleja.  

Los 10 elementos principales que forman el magma son: oxígeno, silicio, aluminio, hierro, magnesio, titanio, calcio, sodio, potasio y fósforo.   Ya que el oxígeno y silicio constituyen los elementos más abundantes en el magma, es conveniente describir los diferentes tipos de magma en función a su contenido de silicio en forma de silica (óxido de silicio).  Existen dos tipos:  máficos y félsicos.  Los primeros contienen poca silica y un alto contenido de hierro y magnesio.  

Los magmas de tipo félsico tienen un alto contenido de silica y son bajos en hierro y magnesio.   El magma máfico produce roca volcánica basáltica (más obscura debido a su contenido de hierro) mientras que el magma félsico produce al cristalizarse los minerales dacita y riolita.

Cesta  

(vacío)

OFERTAS

Ofertas