Publicidad

Lámpara Sal Naranja Vela


Portavelas rústico sal del Himalaya. Fabricadas utilizando rocas naturales de cristal de sal del Himalaya.

Peso aprx.: 1,250 kg

Medidas aprx.: Altura: 10 cm. Base 9 x 9 cm. Contorno: 34 cm

El precio corresponde a una unidad. La fotografía es orientativa, puede no corresponder con la que se envía.

Más detalles


0,00 €

(0,00 € IVA no incluido)

Disponibilidad Este producto ya no está en stock

0 producto en stock


Los más recientes estudios científicos demuestran que las lámparas de cristal de sal pueden aumentar el número de iones negativos hasta en un 300%.

En la naturaleza, estos iones se originan por medio del viento, la luz del Sol, las cascadas, las tempestades o la lluvia. En el aire fresco encontramos hasta 4.000 iones negativos por centímetro cúbico y cerca de una cascada, por ejemplo, pueden contabilizarse hasta 10.000. Sin embargo, en las grandes ciudades su número no supera los 100 por centímetro cúbico.

Una forma efectiva de conseguir incrementar el número de iones negativos en el hogar pasa, simplemente, por instalar una lámpara de sal que, además, reducirá perceptiblemente los agentes contaminadores del aire. Los iones negativos pueden proporcionar una mejoría considerable en casos de alergias, dolores de cabeza y jaquecas, reduciendo la severidad de los ataques de asma, fortaleciendo el sistema inmune, aumentando la productividad en el trabajo, fortaleciendo la concentración e incluso reduciendo la susceptibilidad a la gripe.

Las emanaciones de las lámparas de cristal de sal actúan sobre diferentes sistemas de nuestro organismo. En el caso del sistema circulatorio, podemos señalar que la sangre es el medio de transporte que lleva oxígeno y sustancias nutritivas a cada una de las células del cuerpo a través de las arterias.

Desgraciadamente, estas vías de transporte se obstruyen a veces debido a agentes como el colesterol, por ejemplo. Éste se adhiere a las paredes de los conductos sanguíneos y los estrecha, haciendo que la sangre necesite una gran presión para poder circular. Esta presión la ejerce el corazón, por lo que este órgano puede sufrir un sobreesfuerzo. Los iones negativos contribuyen a disminuir el colesterol de la sangre, disminuyendo así la sobrecarga del corazón.

Efectos de los iones negativos

Los más recientes estudios científicos demuestran que las lámparas de minerales pueden aumentar el número de iones negativos hasta en un 300%. En la naturaleza, estos iones se originan por medio del viento, la luz del Sol, las cascadas, las tempestades o la lluvia. En el aire fresco encontramos hasta 4.000 iones negativos por centímetro cúbico y cerca de una cascada, por ejemplo, pueden contabilizarse hasta 10.000. Sin embargo, en las grandes ciudades su número no supera los 100 por centímetro cúbico.

Una forma efectiva de conseguir incrementar el número de iones negativos en el hogar pasa, simplemente, por instalar una lámpara de selenita, onix o yeso que, además, reducirá perceptiblemente los agentes contaminadores del aire.

Los iones negativos pueden proporcionar una mejoría considerable en casos de alergias, dolores de cabeza y jaquecas, reduciendo la severidad de los ataques de asma, fortaleciendo el sistema inmune, aumentando la productividad en el trabajo, fortaleciendo la concentración e incluso reduciendo la susceptibilidad a la gripe.

 

Cesta  

(vacío)

OFERTAS

Ofertas