Publicidad

Anillo Plata Azabache Talla 17,5


Original anillo de Azabache montado en plata de ley. Incluye estuche. Protege de la negatividad de las personas que nos rodean y de los espíritus malignos.  

Peso: 2 gr.   Talla: 17,5

Todos nuestros minerales son naturales, no han sido creados artificialmente.

Se envía con instrucciones de limpieza y recarga.

 

Más detalles


27,00 € IVA incluido

(22,31 € IVA no incluido)

Disponibilidad Este producto ya no está en stock

0 producto en stock


AZABACHE

El azabache es un material fósil originario de árboles que vivieron en la época del jurásico. En España, los yacimientos se localizan en Asturias, en la costa que va desde Gijón a Villaviciosa. Estos yacimientos, considerados los de mejor calidad del mundo junto a los ingleses de Whitby (Yorkshire) han posibilitado su extracción y su labrado ya desde épocas prehistóricas. El azabache desde la antigüedad ha tenido la consideración de material mágico y protector, bien en bruto o tallado.
Muchos han sido los autores que se han referido a sus propiedades y virtudes. Usada desde la antigüedad como talismán por su alto poder como escudo contra las energías negativas
Además, muchos otros amuletos fueron elaborados con este bello y escaso material, que, una vez pulido, adquiere un negro intenso que permanece con el paso del tiempo.
Fue, además, el azabache el material con el que se realizó buena parte de la joyería popular de todo el noroeste español y tallado con motivos jacobeos, el emblema y recuerdo de los peregrinos que viajaron a lo largo de los siglos a Compostela.

El azabache ha sido explotado desde hace miles de años. Su uso ya era frecuente en el paleolítico superior. Debido a su escasez y al intenso color negro que adquiere una vez pulimentado fue considerado una piedra semipreciosa y tuvo la consideración de material mágico.

Se ha encontrado Azabache en restos neolíticos, en túmulos y bajo dólmenes; en algunos de ellos se recuperaron más de cien cuentas de azabache lo que confirma que ésta madera fósil era una posesión de mucho valor a la que atribuían un innegable carácter protector.

La pieza más antigua localizada hasta la fecha, y excepcional en el contexto europeo, es una cuenta de collar recuperada en las excavaciones arqueológicas de la cueva de Las Caldas (Oviedo), en un nivel de ocupación del Solutrense Superior, cuya antigüedad se remonta a unos 19.000 años.

En la Edad de Piedra fue muy usado en centro Europa y especialmente en Alemania y Francia, de donde pasó a Inglaterra.

En la civilización castreña de Galicia y Asturias se han encontrado abundantes piezas procedentes de los siglos IV a III a.C.

Las joyas de Azabache fueron muy apreciadas por los vikingos, etruscos y romanos. Utilizaban este material realizando fundamentalmente adornos y abalorios, botones de trajes de ceremonias y fiestas, una joyería muy típica en la que se encontraban como piezas básicas los camafeos y esculturas y tallas de pequeñas figuras.

El nombre español azabache es de origen árabe. Su nombre actual procede del árabe "az-zabág" que derivó al castellano "azabaje" y posteriormente "azabache".

Al azabache siempre se le adjudicaron propiedades terapéuticas y mágicas; muchos han sido los autores que se han referido a sus propiedades y virtudes.

Usada desde la antigüedad como talismán por su alto poder como escudo contra las energías negativas.

Esta piedra es un talismán, tiene un alto poder energético y vibratorio, es utilizada en magias y hechizos desde la antigüedad.

De azabache fueron los amuletos más utilizados por todas las clases sociales, siendo quizá el más popular la higa (puño cerrado en el que el dedo pulgar sobresale entre el índice y el corazón) que fue utilizada como defensa contra el mal de ojo.

Cesta  

(vacío)

OFERTAS

Ofertas