Publicidad

Corazón Jaspe Rojo


Pieza en mineral con forma de corazón para llevarla contigo, acariciarla y observarla.

También para colocarla en el Chakra correspondiente o en cualquier parte del cuerpo; recibiendo así todos sus beneficios.

Jaspe Rojo: Chakra 1º Peso aprox. 17 g.

El precio corresponde a una unidad. La fotografía es orientativa, puede no corresponder con la que se envía.

Más detalles

En oferta!
9,23 ÔéČ IVA incluido

(7,63 ÔéČ IVA no incluido)

10,25 ÔéČ IVA incluido

(Ahorro: 10 %)

Disponibilidad Inmediata

7 productos en stock


El corazón, órgano central del individuo, corresponde de manera muy general a la noción de centro. Si Occidente hace de él la sede de los sentimientos, todas las culturas tradicionales localizan ahí por el contrario la inteligencia y la intuición: ocurre quizás que el centro de la personalidad se ha desplazado, de la intelectualidad a la afectividad.

Los hindúes consideran el corazón (hridaya) como Brahmapura, la morada de Brahma. El corazón del creyente, se dice en el Islam, es el Trono de Dios. Si, igualmente, en el vocabulario cristiano, se dice que el corazón contiene el Reino de Dios, es que este centro de la individualidad, hacia el cual retorna la persona en su andadura espiritual, representa el estado primordial, y por tanto el lugar de la actividad divina.

El doble movimiento (sístole y diástole) del corazón hace de él también el símbolo del doble movimiento de expansión y reabsorción del universo. Por esta razón el corazón es Prajapati; es Brahma en su función productora, es el origen de los ciclos del tiempo. La luz del espíritu, la de la intuición intelectual, de la revelación, brilla en la caverna del corazón.

La escritura hieroglífica egipcia representa el corazón por un vaso. Y efectivamente el corazón se relaciona con el santo Graal. Hay que destacar también por otro lado que el triángulo invertido, que es una representación del cáliz, es también el símbolo del corazón. La copa que contiene el brebaje de inmortalidad se alcanza necesariamente en "el corazón del mundo".

El deseo supremo de cada uno es el que formula Parehi d'El-Kab: "Puedes atravesar la eternidad en dulzura de corazón, en los favores del dios que está en ti". Así el corazón es en nosotros el símbolo mismo de la presencia divina y de la conciencia de semejante presencia.

Los textos irlandeses dicen a veces, para evocar la muerte de un personaje abrumado de tristeza, que "el corazón se rompió en su pecho". El corazón simboliza manifiestamente el centro de la vida.

En la tradición bíblica, el corazón simboliza el hombre interior, su vida afectiva, la sede de la inteligencia y la sabiduría. El corazón es al hombre interior lo que el cuerpo es al hombre exterior.

El corazón según la Biblia, ocupa un lugar central en la vida espiritual: piensa, decide, esboza proyectos, afirma sus responsabilidades. la memoria y la imaginación remplazan al corazón, así como la vigilancia, de ahí esta frase: "Yo duermo, pero mi corazón vela."

El corazón está asociado al espíritu y a veces los términos se mezclan debido a sus significaciones idénticas. De ahí las expresiones: "espíritu nuevo y corazón nuevo", "corazón contrito y espíritu contrito. El corazón está siempre más ligado al espíritu que al alma.

En la tradición islámica, el corazón tampoco se asocia a la afectividad, sino a la contemplación y a la vida espiritual. "Punto de inserción del espíritu en la materia... es lo esencial del hombre, esta oscilación reguladora situada dentro de un trozo de carne. Es el lugar escondido y secreto (sirr) de la conciencia.

Según la psicología musulmana el corazón sugiere los pensamientos más escondidos, más secretos, más auténticos; constituye la base misma de la naturaleza intelectual del hombre. Los místicos se llaman, entre los sufíes, los hombres del corazón.

En las tradiciones modernas el corazón se ha convertido en un símbolo del amor profano, de la caridad en cuanto amor divino, de la amistad y la rectitud.

Guenón ha observado que el corazón tiene la forma de un triángulo invertido. Como los símbolos que toman esta forma, el corazón se referiría "al principio pasivo o femenino de la manifestación universal... mientras que los (símbolos) que son esquematizados por el triángulo derecho corresponden al principio activo o masculino". En la India, el triángulo invertido es uno de los principales símbolos de la Shakti, elemento femenino del ser, al mismo tiempo que de las aguas primordiales.

Diccionario de los símbolos - Jean Chevalier/Alain Gheerbrant

JASPE:

Se encuentra en una variedad de colores en todo el mundo.  La piedra se encuentra en Ontario, Alemania, Rusia, India, Sicilia, Francia y Estados Unidos.

Los indios americanos utilizaban el Jaspe en ceremonias para atraer la lluvia y para la adivinación. Un antiguo rey egipcio, Nechepsus, usaba, para fortalecer su aparato digestivo, un Jaspe verde grabado con la imagen de un dragón rodeado de rayos.

En general, el Jaspe se usa o se lleva para estimular los procesos mentales y para reprimir los deseos o caprichos peligrosos que podrían conducir a situaciones arriesgadas. Un trozo de Jaspe colocado en la mano durante el parto protege a la madre y a su hijo. También se utiliza para aliviar el dolor, en especial durante el parto. Se usan puntas de flecha de Jaspe perfectamente grabadas para atraer la suerte hacia quién las lleva.

 El Jaspe rojo se grababa con imágenes de leones o arqueros y se llevaba para protegerse contra el veneno y para curar fiebres. Es una magnífica piedra protectora y se utiliza en la magia defensiva, pues devuelve la negatividad a quién la envió originalmente. Las mujeres jóvenes la utilizan para estimular la belleza y la gracia. También se utiliza cuando se inicia una nueva etapa en la vida, dándole a su portador energía y vitalidad para llevarlo a cabo y mantener las ideas claras.

Se recomienda para vencer las depresiones y los estados de tristeza o apatía. Gracias a su porosidad, absorbe fácilmente la energía, convirtiéndose en un óptimo regenerador de vibraciones. Sus poderes en el campo de los sentimientos son importantes y efectivos para las personas tímidas e inseguras, puesto que les ayuda a vencer sus miedos y reticencias a la hora de lanzarse a la aventura de una relación amorosa, infundiéndoles valor; de hecho, era utilizado como afrodisíaco antiguamente.

Estimula la elocuencia, y propicia sensualidad. Es beneficioso en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, y sexuales, regula la circulación de la sangre, calma el dolor de varices y regula el sistema hormonal. Fortalece la decisión de dejar de fumar.

Suaviza el carácter. Calienta el cuerpo y tiene influencias sanadoras sobre los órganos internos. Ninguna otra piedra puede brindarnos tanta energía física; es un verdadero torrente de fuerza para todo aquel que está enfermo.

Cesta  

(vacío)

OFERTAS

Ofertas