Publicidad

Propiedades Terapéuticas de los Minerales

¿QUÉ SON LOS CRISTALES?

Los cristales son materia; por tanto, están compuestos de partículas diminutas, los átomos. Si examinamos detenidamente estas unidades básicas de energía, comprobamos que no son materia, sino vibraciones sutiles. El modo en que los átomos se unen unos con otros determina qué molécula resultará y qué aspecto cobrará la materia. Por ejemplo, en el cuarzo, los átomos se unen como piezas de un mismo rompecabezas. Esta integridad original también se manifiesta en el plano molecular: todas las moléculas palpitan y vibran en una misma frecuencia.

El reino de los cristales consta de siete familias.

Las siete tribus del reino de los cristales son:

¿CÓMO SE FORMAN LOS CRISTALES?

Casi todos los cristales nacen de la fusión de materia con la masa cristalina en formación. Algunos tienen su origen en el magma o en gases ardientes del interior de la tierra, o en corrientes de lava volcánica que ascienden hasta la superficie del planeta. Algunos cristales nacen de los vapores expulsados en regiones volcánicas. Los cristales de este tipo llevan azufre y se van condensando. Otros cristales nacen de soluciones acuosas o crecen con la ayuda de organismos existentes en la superficie o cerca de ella. Estos cristales se han venido llamando minerales de sedimentación (por ejemplo, la Calcita). Por último, también nacen minerales nuevos de la recristalización de minerales existentes bajo presiones y temperaturas altas en las regiones más profundas de la corteza terrestre. El Granate es un claro exponente de los minerales metamorfósicos.

HISTORIA DEL CRISTAL

En el Éxodo, la Biblia hace mención de un peto de doce piedras preciosas, combinadas en cuatro filas, y llevado por Aarón, dotándole de poderes divinos. Los reyes de la India antigua debían quedarse con las mejores gemas para protegerse del sufrimiento. Los romanos creían en la influencia directa y positiva sobre el ser humano de objetos externos al cuerpo; por ejemplo y por supuesto las piedras Cuando se descubrió la tumba del rey egipcio Tutankamon, el mundo entero quedó maravillado ante tan extraordinaria colección de piedras y riquezas.

Los mayas e Indios de América se valían de los cristales para diagnosticar y tratar enfermedades. El rubí es utilizado en cirugía microscópica por láser. Cada año se extraen y trituran toneladas de cristales de cuarzo para su uso en aplicaciones tecnológicas. Los cristales de cuarzo se emplean, por ejemplo en aparatos de ultrasonidos, en relojes y memorias de ordenadores. Sirven también de osciladores para controlar la radio-frecuencia de equipos electrónicos; de condensadores para modificar la capacidad energética en circuitos y almacenar energía; de transconductores para transmitir energía de un sistema a otro.

METODOLOGÍA: SINTONIZACIÓN

Cuando uno armoniza con un cristal, éste se vuelve espejo y refleja la luz hacia la conciencia. Meditación, visualización, ejercicio físico, yoga, oración y técnicas personales son posibles métodos para infundir calma a la mente y alcanzar un nivel de percepción superior. Cuando un buen amigo desea contarte un secreto, pones todos tus sentidos y tu cariño en escucharle atentamente. Así es como debes abrir el corazón y la mente para comunicar con los cristales y las piedras curativas. Deja a un lado cualquier idea preconcebida y todas tus expectativas; no dudes, y deja que la mente perciba los mensajes sutiles que emanan del cristal. Ábrete a una nueva posibilidad: tal vez esas formas de vida cristalinas quieran compartir contigo sus secretos y sabiduría. Acepta sin cavilar las imágenes captadas por la conciencia. A medida que tu mente se va ejercitando en la escucha silenciosa del cristal, las respuestas acudirán con mayor rapidez y claridad; recuerda que la luz y la energía de las piedras con las que trabajas reflejan el grado de tu aprendizaje.

EL EMPLEO DE CRISTALES Y PIEDRAS CURATIVAS JOYERÍA

Durante miles de años, las gemas se han llevado en los dedos de la mano, en el cuello, en las muñecas en el ombligo y el tercer ojo, en el pelo, en los dedos del pie y en la nariz. Desde que el ser humano pensó en adornarse, ha dedicado los cristales y piedras más hermosas a la elaboración de sus joyas. Los egipcios utilizaban el Lapislázuli, la Cornalina y la Malaquita; los Incas la Esmeralda; los chinos el Jade y los Indios Americanos la Turquesa.

REGALOS Los cristales y las piedras son regalos muy especiales. Antes de entregar el regalo, mantén el cristal junto al corazón. Medita y concéntrate en la persona que lo va a recibir, imaginándola saludable, equilibrada, realizada y feliz.

MEDITACIONES El cuarzo Transparente estimula el chakra de la corona (la energía más elevada del cuerpo, situada en la parte alta de la cabeza). Si te tumbas boca arriba, y sostienes la punta de un cristal de Cuarzo Transparente sobre la cabeza, los centros más elevados de la conciencia vibran y te llevan a estados de mayor receptividad. Conseguirás mayores resultados si además colocas un cristal de Amatista en la frente para serenar la mente, y otro de Citrino para que la experiencia se arraigue en el plano físico de la realidad.

PROGRAMACIÓN La meditación puede enriquecerse si programas un Cristal de Cuarzo Transparente, teniéndolo en la mano y proyectando hacia él un pensamiento positivo. Por ejemplo, si te sientes angustiado ante la perspectiva inminente de una entrevista o examen, prueba orientando la punta de un cristal de cuarzo hacia la parte alta del tercer ojo, e imagínate sereno y seguro, controlando espontáneamente la situación. Proyecta este pensamiento en el cristal; siéntate y relájate, reafirmando la veracidad de la imagen positiva creada por y en la mente. Este cristal podrá acompañarte cuando vayas a vivir el acontecimiento que te tenía preocupado; te ayudará entonces sólo con mirarlo, tocarlo o pensar en él. El cristal habrá almacenado la imagen programada y emitirá esa visión cuando la necesites; será tu ayudante y compañero. Si deseas obtener una respuesta a un interrogante específico, formula la pregunta y coloca un Cuarzo Transparente de Dos Puntas (ambos extremos deben converger hacia un mismo punto) en el centro del Tercer Ojo; podrás leer la solución en el ojo de la mente Si quieres mandar pensamientos cariñosos a un amigo, coloca el cristal apuntando hacia el chakra del corazón; visualiza el resultado deseado, y proyecta la imagen a través del cristal que vaya a recibir la persona. Si esta es muy receptiva, percibirá las vibraciones emitidas, estableciéndose así una conexión telepática.

MEDITACIONES AVANZADAS Primero siéntate, con la espalda recta, sujetando con la izquierda, durante unos minutos, uno de tus cristales favoritos de meditación. Cierra los ojos y concéntrate en percibir los impulsos emitidos por el cristal. Acércalo al ombligo, al corazón y a la frente para sentir sus vibraciones; luego, mantenlo un rato en tu campo de visión. Cierra los ojos y quédate con su imagen en la mente. Deja que la mente se rinda, y vive en tu propio ser la armonía y la frecuencia cósmica del cristal. Conviene que respires hondo para establecer una conexión consciente con el cuerpo físico y canalizar tu serenidad hacia la realidad material. Y completando la meditación, proyecta una imagen de rayos dorados atravesando e irradiando el cristal. Únete luego al cristal. Te sentirás transparente y luminiscente, fortalecido por la fuente de luz interior. Cuando vuelvas a abrir los ojos, no está de más que tengas a mano un Cuarzo Ahumado o una pieza de Turmalina Negra. Estas piedras transmitirán al cuerpo la vivencia de una conciencia expandida. Incluso conviene llevar consigo estas piedras oscuras durante una integración idónea de las energías.

MEDITACIONES EN GRUPO Con la ayuda de un gran cristal de Cuarzo Generador (15 a 100cm), Metodología: colocar el cristal en posición vertical en el centro del círculo, estando cada miembro de la reunión apuntando hacia el gran generador con un pequeño cristal de cuarzo; entonces, deben proyectarse mental o verbalmente ideas positivas, ya sean personales, comunitarias o en pro del planeta entero. Tras formular peticiones y proyecciones, la punta de cada cristal debe girarse apuntando hacia el corazón para recibir información y energía. Podréis dar por finalizada la meditación después de compartir unos con otros las respuestas y sensaciones que hayáis vivido al comunicar con un generador de energía tan poderoso.

CUIDADO Y LIMPIEZA DE LOS CRISTALES Los cristales y las piedras prefieren ser tratados con amor y respeto. Les encanta estar a la vista, donde puedan reflejar la luz e irradiar su belleza. Si transportas o viajas con piedras, conviene envolverlas individualmente para que no vayan a dañarse o astillarse (salvo si se trata de piedrecillas pulidas). Las bolsitas de raso, seda, cuero, terciopelo o algodón son perfectas para llevar las piedras de un lado a otro. No obstante, cuando uno los compra o recibe por primera vez, conviene limpiarlos para eliminar las posibles vibraciones almacenadas durante su traslado. El mejor método consiste en sumergirlos al menos tres horas en sal marina antes de hacer uso de ellos.

RECARGA En un cuarto con luz (preferentemente solar) o reposando en una drusa de Cuarzo de donde automáticamente salen recargadas y purificadas. Existen varios métodos para limpiar y recargar eficazmente los cristales y las piedras curativas. Tal vez el más sencillo consista en valerse de las fuerzas de la naturaleza, utilizando las propiedades rejuvenecedoras del sol y del agua. Basta con mantener las piedras y los cristales bajo un chorro de agua fría. Luego se dejan secar al sol (mejor si es al aire libre). A continuación las piedras deben pulirse con un trapo limpio de algodón. Para efectuar una recarga y limpieza en general, puedes utilizar una drusa de cristal de Cuarzo y cuatro cristales de Cuarzo de una Punta. Las piedras que necesiten una limpieza se colocan sobre la drusa, disponiendo los cuatro cristales de Cuarzo apuntando hacia ella. Si prefieres recargar personalmente las piedras más valiosas o las más delicadas, cógelas con la mano derecha, cierra los ojos y manda tu propia energía hacia ellas.

Visualiza un rayo de brillante luz blanca que penetra el cráneo, conecta con el amor del chakra del corazón, prolongándose por tu brazo hasta llegar a la piedra. Si lo crees conveniente, puedes visualizar una escala del uno al diez de tipo termómetro. Sin dejar de concentrarte en canaliza la luz hacia la piedra, observa la escala hasta que alcance su tope, y mantenla en el diez al menos de tres minutos. Así se recargan las piedras con las que más trabajas...con tu propia energía. Vigorizando las piedras de este modo, no sólo las programas con tu esencia personal, sino también con el poder universal de la luz blanca. Este procedimiento puede duplicar el poder de las piedras que más utilizas en el trabajo; además, embellecen y resplandecen como nunca. Si alguna piedra o cristal se ha vaciado excesivamente o utilizado equivocadamente, puede limpiarse mediante sumergimiento en sal. Todo consiste en llenar de sal un vaso transparente o taza de cristal, y dejar la piedra bajo la sal durante tres días. La sal neutralizará la carga negativa, eliminando las impurezas; la piedra recobrará así la armonía y el equilibrio perdido. Transcurridos los tres días, aclararás la piedra con agua fría y la dejarás secar al sol.

EL ARTE ANTIGUO DE LA APLICACIÓN DE PIEDRAS Cuando el cuerpo muestra señales de enfermedad, el origen de la dolencia no suele estar a la vista. Los conflictos mentales y emocionales reprimidos, o sin resolver, pueden surgir y manifestarse en el cuerpo físico. El corazón y los pulmones guardan la pena y la tristeza; el hígado almacena la rabia; el estómago la ansiedad y el miedo. La gemoterapia, a través del arte de las aplicaciones corporales se ha convertido en una de las ciencias más avanzadas y eficaces de purificación del aura; desaparecen los traumas y el paciente conecta con su propia fuente de verdad y energía. La capacidad para cambiar y sanar, para aprender de la vida... el poder de olvidar y perdonar, y de tomar decisiones conscientes... la fuerza para vivir la compasión y la paciencia...y, ante todo, el poder de amarse a sí mismo... todos ellos potenciales que adquirimos y controlamos cuando abandonamos esquemas equivocados.

Cuando se han aplicados piedras sobre el cuerpo, no es de extrañar que ciertos recuerdos y sentimientos pasados irrumpan en la mente. Al tratar la causa real de la enfermedad, probablemente vuelvan a manifestarse los traumas del niño, del recién nacido, del feto o de vidas anteriores, ya que estas experiencias deben manifestarse de nuevo para que podamos aprender de ellas y neutralizarlas. Cuando una persona indaga en el origen de sus sensaciones, es importante que le ayuden a respirar profundamente y le guíen en la visualización de la imagen luminosa y energía positiva que penetran cuando inhala, y de la ansiedad y dolor que libera cuando exhala. Al concentrarse conscientemente en la luz, el alma, intuitiva, logra comunicar al cerebro el motivo de esas experiencias y sus enseñanzas. Abarcando esquemas inútiles, sustituyéndolos por afirmaciones positivas y esquemas que, a su vez, generarán una nueva realidad física. Este proceso de reprogramación consciente es un instrumento muy valioso para transformarnos y adquirir poder personal. La finalidad de la terapia consiste en ayudar a neutralizar, equilibrar y armonizar los cuerpos físicos, mentales y emocionales hasta lograr que conecten todos con sus propios recursos interiores.

PREPARACIÓN Antes de realizar una aplicación corporal de piedras, el gemoterapeuta, ayudado por la meditación, debería sintonizar previamente con ellas. Debe armonizar con las energías saludables de las piedras y poder captar sus frecuencias. Es esencial visualizarse a uno mismo rodeado de luz, y afirmar mentalmente que se está obrando en armonía con las energías de las piedras; sin ello, no puede haber equilibrio y salud. Hay que permanecer alerta ante las respuestas que vaya dando la persona tratada, y observar el ritmo cardíaco tomando el pulso en la garganta. Quizá se acelere al ajustarse el metabolismo al aumento de energía en el aura. Si la respiración se vuelve escasa, ayuda a la persona a que respire profunda y completamente para que pueda integrar el incremento energético en su sistema físico. Algunas piedras que utilizaremos frecuentemente, como la Malaquita, absorben energías negativas, y precisan, tras su uso, una limpieza sistemática.

DISPOSICIONES DE CRISTALES CURATIVOS Siempre recomendamos tener un espejo a mano para que la persona tratada pueda contemplar las piedras, y afirmar visualmente su energía y belleza. Disposición general Las piedras pueden colocarse en los centros chakras o por encima de cualquier parte afectada por un bloqueo o un desequilibrio. Mediante una aplicación equilibrada de piedras azul-púrpura en la frente, se genera una corriente de energía que facilita la integración en el plano físico del estado apacible de la meditación. Estos efectos pueden emplazar con el plano físico si se dispone al menos una piedra dorado-naranja en el ombligo, y una piedra negra en el hueso púbico. La corriente de energía también atravesará al aura si se emplea un cristal de Cuarzo de Una Punta. El orden en que vas quitando las piedras no es el orden en que las fuiste colocando. Una vez más, cuando vayas a retirarlas, obra conforme con tu intuición y con lo que ellas mismas te digan. Retira cada piedra limpiándola con un trapo húmedo de algodón y pon a un lado las que necesiten purificarse.

CARGA BASICA DE ENERGIA: Una de las disposiciones más sencillas es la formada por tres drusas pequeñas de Cuarzo Transparente y dos cristales Generadores de Cuarzo de Una Punta. Aplica una de las drusas en medio de la frente, otra en el centro del pecho y la última en el ombligo. Esta disposición dinamiza la conciencia, activa el chakra del corazón y estimula los sistemas del cuerpo. Mantén uno de los cristales generadores en el centro del cráneo, mientras recorres con el otro parte del cuerpo, desde el hueso púbico hasta el cristal que estás sujetando la corona. Estate atento a posibles congestiones o bloqueos. Dirige conscientemente la energías la energía luminosa blanca desde el generador de la corona hacia el cristal en movimiento.

Cuando el cristal en movimiento pase por encima de las tres drusas (situadas en el ombligo, corazón y frente), manda un rayo de energía curativa por medio del generador para cargar otro poco los tres chakras. Cuando el cristal generador pasa a través del aura sin toparse con bloqueo alguno, puedes dar por terminada la sesión. Puedes ir retirando los cristales según el orden en que los hayas colocado.

DISPOSICIÓN PARA EQUILIBRAR LOS CHAKRAS: Apunta un cristal de cuarzo hacia el centro del cráneo; aplica una Amatista en el centro del tercer ojo, una Aguamarina en la garganta, un Cuarzo Rosa en el corazón, una Malaquita en el plexo solar, Cuarzo Citrino en el ombligo y Cuarzo Ahumado en el hueso púbico. Todas las piedras deben estar alineadas; a continuación, haz pasar por encima de ellas (5 y 20 cm) un generador de Cuarzo para equilibrar y alinear los chakras unos con otros. Cuando el chakra del corazón está bloqueado debido a un trauma emocional, las piedras de Venturina Verde son ideales para disponer por encima y por debajo del Cuarzo Rosa con piedras de Turmalina Verde / Rosa a los lados.

Si se trata de liberar la emoción reprimida por medio de la expresión verbal, dispón de Cuarzos de una Punta en el esternón apuntando hacia la garganta, y dirigiendo la energía desde el corazón hacia la garganta, para que salgan las palabras liberadoras.

CARGA DE LOS CHAKRAS: Se emplean nueve cristales de Cuarzo Transparente. En primer lugar, pon en cada mano del paciente un cristal de Cuarzo Transparente (la punta apuntando a los hombros). Coloca un cristal mirando hacia el empeine de cada pie y otro apuntando hacia el cráneo. Estos cinco cristales configuran una estrella alrededor del cuerpo. Los cuatro cristales de Cuarzo restantes (preferentemente menores) se colocan sobre el cuerpo, con la punta orientado hacia dentro, en dirección a los chakras que necesitan una recarga. Este método puede llevarse más allá incorporando una piedra que corresponda al chakra afectado. Esta piedra se colocaría en medio de la cruz.

Por ejemplo, si se trata de cargar el chakra del corazón, pon un cristal de Cuarzo Rosa o de Turmalina Rosa en el centro del pecho, con los cristales de cuarzo mirando hacia Disposición en espiral de Turmalina Rosa Esta disposición está pensada para las personas que desean liberarse de algún dolor emocional agudo. Su empleo es especialmente beneficioso cuan do ya ha aparecido la dolencia en el cuerpo físico, ya sea cáncer, asma, bronquitis, o demás enfermedades de misma gravedad. Se disponen en espiral hacia derechas, y alrededor del chakra del corazón, al menos seis cristales de Turmalina Verde/Rosa.

Si se utilizan barritas de Turmalina, las puntas deben orientarse hacia fuera, mirando hacia los brazos. Se necesita al menos una varita de Turmalina para hacer girar en espiral por encima de las piedras que ya han sido colocadas. A medida que la barrita va dando vueltas en espiral (en el sentido de las agujas del reloj) a través del aura y rumbo al chakra del corazón, se van liberando las energías emocionales reprimidas. Esta disposición puede provocar a veces alguna manifestación más aparatosa (lágrimas, rabia, etc.), en cuyo caso debes estar preparado para consolar o aconsejar a la persona que tratas.

LIBRO GUÍA DE PROPIEDADES DE LOS MINERALES   (VENTA EN NUESTRA TIENDA)

A

B

C

CH

D

E

F

G

H

I

J

K

L

M

N

O

P

Q

R

S

T

U

V

X .    XILÓPALO

Z

 

TRATAMIENTOS

A

B
C
D
E
F
G
H
I
J
L
LL
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V

InicioInicio

Cesta  

(vacío)

OFERTAS

Ofertas